Preocupación y mil preguntas

Preocupación y mil preguntas

A mí me diagnosticaron leucemia a fines del 2014 era imposible querer tener un bebé pero para Dios nada es imposible.

Cuando me di cuenta que estaba embarazada me lo guarde para mí, por miedo, mentirme que en cualquier momento vendría mi periodo. Pero los meses pasaban y mi panza crecía pero cada noche le pedía a Dios que cuide de mi bebé…

Hasta que le conté a mi doctora y bueno fue todo un tema de preocupación y mil preguntas porque por mi medicación el bebe podía crecer con deformaciones, la culpa me mataba el alma, más cuando sabia que el embarazo había que interrumpir…

El 25 de febrero era el día de la ecografía, llantos y miedos me acompañaron.  Le explique al ecografista la situación primero el hizo su trabajo y después me mostró a mi bebe

MI ALMA VOLVIÓ A MI, LAS LÁGRIMAS ERAN DE ALEGRÍA VER A MI HIJA FORMADA SU CORAZÓN, SU CARITA, PIERNAS Y BRAZOS.

COMO LES DIJO PARA DIOS NADA ES IMPOSIBLE EL CUIDO DE LUANA DESDE EL PRIMER DÍA QUE ESTUVO EN MI.