NOSOTROS

QUIENES SOMOS

En MAS VIDA abordamos las tareas que realizamos con un compromiso que trasciende los alcances de una simple Organización No Gubernamental (ONG), puesto que reunimos en nuestro quehacer las características de una verdadera plataforma de trabajo integrado para alcanzar objetivos fundados en los Derechos Humanos.
En este sentido sostenemos que el ejercicio ciudadano, ya no puede limitarse a un rol pasivo de simple observador de los acontecimientos que forman parte de nuestra vida cotidiana, entendiendo que independientemente del curso actual de nuestra historia, es nuestro deber y compromiso asumir una participación social activa para mejorarlo y alcanzar, por medio del esfuerzo mancomunado de toda la sociedad, un rumbo certero de respeto al mas fundamental de los derechos humanos: el derecho que todos tenemos de vivir.
Compartimos con las voces mas respetadas a nivel mundial que solamente de una sociedad comprometida con el respeto a la vida puede esperarse un futuro promisorio, haciendo el derecho a vivir las veces de base fundamental sobre la cual se edifican todos los derechos inherentes al ser humano, ya que sin vida no hay sujeto sobre el cual hacer valer los derechos. En este mismo pensamiento deducimos que solamente a través del empeño real trasladado a todos los actores sociales podemos emprender el camino del compromiso tan ansiado, dependiendo del esfuerzo de todos los integrantes el resultado final a alcanzar, por lo que, y al igual que el desarrollo de las comunidades mas avanzadas depende del trabajo de sus miembros, nuestro futuro depende de nuestra labor y esfuerzo.
La plataforma se encuentra integrada a modo de comunidad, conformando entre todas las partes un lazo de unión centrada principalmente en la participación y búsqueda de logros comunes. En este ordenamiento de funciones y entendiendo que todos tenemos aptitudes diferentes, cada miembro de la comunidad materializa su aporte de manera personalizada, pudiendo enfocarse asimismo en el área de su preferencia. En este entendimiento de la diversidad de los integrantes es que encontramos repotenciados los aportes individuales de cada uno, complementarios entre sí, y formalizados por medio de la unión de las fuerzas hacia un único objetivo compartido.

COMO SE COMPONE EL EQUIPO

La Comunidad Mas Vida depende del trabajo y esfuerzo de todos sus integrantes, sin los cuales sería imposible de sostener. El rápido crecimiento experimentado en su corta trayectoria se debe al trabajo en equipo de todos los voluntarios, cada uno desde su aporte, capacidad e interés, pero siempre en base a un único fin consistente en salvaguardar los valores y derechos humanos, respetando el Derecho de todos a la Vida.
En este marco es que, entendiendo que la causa por la vida no reconoce un origen identificado con principios religiosos, partidarios, de sexo, raza o nacionalidad, en +VIDA nos une ante todo el sentido y compromiso común de defender la Vida y los Derechos Humanos vinculados a ella, desde el primer instante de la misma hasta el final. Como toda causa noble donde se establece la necesidad de velar por los derechos de los demás, en este caso el mas primordial de todos: el Derecho a la Vida, el primer fundamento a tener en cuenta es el interés inherente de salvaguardar la Vida, y el sentido de solidaridad y entrega desinteresada para un fin superior y trascendental.
Es por ello que la Comunidad se encuentra abierta a la participación de todos sin distinciones de ningún tipo, siendo el único requisito la predisposición voluntaria de ser promotores del Derecho a la Vida, interpretando el pensamiento de la comunidad en general, convirtiendo a +VIDA en una suerte de altavoz de la voluntad popular que exige, junto con los mas recientes y fundados enfoques científicos, un nuevo respeto al derecho a vivir.

MISIÓN

La misión y objetivos de la Comunidad se describen en el marco de un futuro mejor, de prosperidad y desarrollo humano. La era que nos toca vivir en estos tiempos, tanto a nivel nacional como regional e internacional, nos marca las pautas de un nuevo cambio de paradigma, una vez mas, en donde se evidencian las disputas entre grandes concentraciones de poder y los derechos de todos los habitantes a vivir, además del derecho a una calidad de vida digna. El recorrer de la historia enseña que asiduamente los seres humanos han recurrido a diversos métodos de dominio de unos sobre otros, los que reiteradamente apelaron además, al uso de la violencia en sus mas variadas formas, tales como guerras, esclavitud y exterminios. De la misma manera que las técnicas y armamentos fueron mutando al compás de la evolución del hombre (valiéndose muchas veces de los avances científicos pacíficos aplicados luego a un mal fin), lo hicieron también las formas de control y exterminio. Dicho argumento se vale de ejemplos tales como la esclavitud primero, las armas de destrucción masiva luego, las teorías eugenésicas (que sugieren la superioridad de algunas razas o personas sobre las demás) entre otros. La mayoría de ellos en general comparten su raíz en la teoría infundada de que existen seres humanos superiores y otros inferiores. Así lo manifestaba la Corte Suprema de Estados Unidos en 1857 al afirmar que los hombres de raza negra a pesar de tener características biológicas humanas, no eran personas. Esta distinción valió de excusa para el exterminio y explotación de millones de seres humanos considerados “inferiores”. De la misma manera, y con el mismo criterio Adolf Hitler casi un siglo después aseguraba que los judíos eran una raza pero no humanos, siendo ello suficiente justificativo para apoderarse de sus bienes, y posteriormente exterminarlos.
En nuestros días, el exterminio como medio de control de población “indeseada” se esconde novedosamente detrás de un supuesto derecho, el primer “derecho a matar” el cual es constante e insistentemente instalado a fuerza de costosísima propaganda como tal, para luego generar en las propias víctimas una demanda de auto exterminio de sus propios hijos en su vientre. No podemos negar la astucia que supone esta nueva modalidad, de efectos mucho mas devastadores que una bomba atómica, pero mucho menos ruidosa que un solo disparo, y asimismo de menor costo económico.
Para tomar dimensión podemos mencionar que el lanzamiento de las dos bombas atómicas sobre Japón el 6 de agosto de 1945 costó la vida de alrededor de 250.000 personas. Los nazis asesinaron aproximadamente 6 millones de judíos y en la segunda guerra mundial murieron en total cerca de 10 millones de personas por año. Sólo por abortos legales se exterminan 26 millones de seres humanos por año, adicionando decenas de miles de madres que mueren directa o indirectamente por esa práctica.
En esta alarmante realidad encontramos que solamente 58 de los 194 países del mundo admiten algún tipo de aborto como legal (en ciertos casos mas restringido y en otros mas accesible por cualquier justificación), pero la presión para extender este crimen por todo el mundo es muy fuerte, solo en parte contrarrestada por el sentido común que resiste la entrada a legislaciones contrarias a la vida. Entendiendo esto, los promotores del aborto en el mundo, hace mas de 40 años que destinan a modo de “reinversión” muchos fondos de su lucrativo negocio de muerte para presionar a las diversas comunidades y países, echando mano a forzar medios y autoridades por igual, siempre con la intención de instalar su agenda de legalización del aborto.
Nuestra misión como Comunidad consiste en generar conciencia social respecto del flagelo del aborto en el mundo y específicamente en nuestra región, defendiendo el primero de los Derechos Humanos: el Derecho a la Vida. Con el avance de las ciencias y las comunicaciones, se tornan cada día más evidentes las falsedades de que se valen las campañas por el aborto legal en todo el mundo, desinformando sobre las consecuencias que el mismo conlleva, ocultando las verdaderas tasas de mortalidad maternas que sufren las víctimas de abortos legales, reemplazándolas por estadísticas falsas, y aplicando rigurosamente las técnicas del marketing recogiendo experiencias de otros países en donde ya alcanzaron sus peligrosos objetivos, los que se repiten sistemáticamente una y otra vez en cada país.
Con esta actual claridad de los hechos, y convencidos de que la verdad confrontada con la mentira siempre prevalecerá por sobre ésta última, en +VIDA asumimos un rol activo de concientización de la realidad de la problemática del aborto. Nuestra principal herramienta de la que nos valemos es simplemente la comunicación de la verdad, llevando claridad allí donde se necesita, desmitificando todo concepto relativo al supuesto “derecho” a abortar/asesinar, refutando con argumento científico todos los conceptos preinstalados, para finalmente demostrar la validez absoluta del Derecho a la Vida como bien innegable e intrínseco a todo ser humano.

OBJETIVOS

En la Comunidad Mas Vida abordamos activamente nuestro compromiso por un país inclusivo, con igualdad de acceso a los derechos humanos, para lo que se requiere legislación acorde con el primero de ellos: el derecho de todos los habitantes a vivir.
El espíritu de la Comunidad se encuentra forjado a partir del desafío que el contexto y las circunstancias presentes así determinan, plasmando en la necesidad social los lineamientos acordados en función del compromiso que nuestro rol de ciudadanos nos demanda. Asumiendo que el contexto de la región adquiere, producto de estas presiones, un componente de variabilidad muy grande en su comportamiento, entendemos que las herramientas adecuadas para su solución deben ser asimismo dinámicas, encontrando que cada una de ellas es igualmente imprescindible y determinante a la vez.

Objetivos de Investigación

Uno de nuestros principales recursos es la información, la verdad entendida como vehículo de solución por cuanto permite tomar conciencia real sobre la problemática del aborto. En +VIDA admitimos que solamente un pueblo informado puede ser un pueblo libre, ya que la desinformación es habitualmente una forma muy recurrida de abuso de poder y control.
El debate sobre la legalidad del crimen (en general) siempre demostró valerse de argumentos falsos y construcciones de ideologías montadas en torno a una idea falsa, carentes de sentido común pero sobre todo de fundamentos. Sin embargo, el aborto se presenta a opinión de los entendidos como el caso mas abusivo en cuanto a falsificación de información se refiere. Sirve de ejemplo la prueba de que en todos los países donde intentan legalizarlo incrementan por 20 la cantidad de supuestos abortos “clandestinos”, a fin de instalar una idea falsa de que se abortan clandestinamente mas niños de los que nacen, pretendiendo ocultar la obvia realidad de que legalizarlo lejos de disminuir la cantidad de abortos, lo incrementa violentamente, como siempre ocurrió luego de una legalización.
La investigación científica y objetiva resulta en este escenario imprescindible, tanto por la necesidad de nutrirnos de ella para la generación de conciencia por medio de la divulgación de sus resultados, como porque se describe como un recurso estratégico, toda vez que los promotores del aborto no pueden recurrir a la ciencia objetiva por ser sus resultados contrarios a sus intereses, revelando aquello que ellos mismos intentan ocultar. Claro está que la efectividad de su utilización depende de la seriedad y transparencia con que se recurre a su aporte, logrando de este modo el distanciamiento necesario que debe prevalecer entre la información que es genuina y aquella que no lo es.
Concientes del rol asumido, y basados en la necesidad de transparencia que se nos demanda, +VIDA invierte enormes recursos en los objetivos relativos a la Investigación, velando siempre por su objetividad y autenticidad.

Objetivos de Formación

La formación es la base fundamental para ser generador de conciencia en un contexto donde los argumentos que apoyan el aborto son falsas construcciones de una realidad manipulada. Para poder avanzar en este punto, la comunidad promueve la capacitación de sus integrantes, y la sociedad en su conjunto. Para ello realizamos y promovemos congresos, charlas, talleres y seminarios, participando incluso como expositores y organizadores.
El equipo de Mas Vida se encuentra en constante formación, relevando estudios científicos, investigaciones, noticias, y demás documentación vinculada al tema que nos compete con el fin de mantenernos informados, y así poder ser eco de las novedades y avances que la defensa de la vida detenta, ya que después de todo, en la defensa de la Vida nos valemos principalmente del recurso de la verdad, por lo que la misma exige actualización constante y formación real y concreta sobre la misma. En sintonía con los países que en la actualidad ya lograron controlar eficientemente el flagelo del aborto o de aquellos que se encuentran en proceso de lograrlo, compartimos sobre el mismo recurso de transparencia la formación como medio para poder comunicar eficazmente las verdades sobre el comienzo y respeto de la vida y lo repudiable del aborto. Entendiendo la profundidad del desafío, sobre todo en comunidades donde se padecieron muchos años de desinformación sobre la realidad y origen de la justificación del crimen, la necesidad de formación es mayor.

Objetivos de Comunicación Social

El principal objetivo por medio del cual la comunidad se vale para alcanzar la misión de Concientización Pública es justamente la Comunicación Social. En esta era de comunicaciones abordar una tarea como ésta requiere de una estrategia acorde a los tiempos que corren, tiempos en los cuales sobreabunda la información a través de los medios y redes sociales pero que, producto de la saturación que detentan, paradójica y frecuentemente no informan. La comunicación social, en obvia referencia a la sociedad a la que pertenece, evoluciona a la par de ésta última, por lo que el interés que la misma tendrá sobre los tópicos que se ofrece a través de la comunicación, también irá variando conforme pasa el tiempo. En este sentido encontramos hoy mayor interés por ciertos aspectos relacionados a diversas causas y desinterés por aquellas otras que tiempo atrás podían ser de mayor atracción.
En este entendimiento de las reglas que regulan el comportamiento social actual, la comunidad +Vida asume el desafío con el deber de insertarse en el medio actual con herramientas acordes a los objetivos de comunicación necesaria. Para ello se vale de todos los medios de comunicación, con un claro objetivo de “costo-beneficio”, que excede el concepto económico (aunque también depende del mismo), al entenderse como eficiencia en cuanto a la comunicación social: encontramos en este sentido que diversas herramientas son mas “comunicativas” que otras, e incluso mas efectivas al momento de generar conciencia pública dependiendo del momento, lugar, medio y público al que se dirige.
Sobre la comunicación visual, por ejemplo, vale de ejemplo el refrán de que una imagen vale mas que mil palabras: mostrar una imagen real de un niño en el vientre de 8 semanas, en quien se ven perfectamente formados brazos, piernas, tobillos, muñecas, manos, dedos, etc., produce un efecto inmediato de conciencia sobre el derecho de ese bebé a nacer, puesto que no solamente es un ser humano, sino que además lo parece. Así vemos como el falso argumento de los grupos impulsores del aborto legal, consistente en que el niño en el vientre supuestamente sería un “conjunto de células” (que les llevó mas de 30 años pretender instalar) se revierte en un segundo con solo mostrar una imagen real. ¿Por qué ellos no utilizan imágenes reales? Porque revelarían la verdad que intentan ocultar.
Sobre la comunicación escrita también encontramos ventajas comparativas dependientes de la objetividad de la información. Si recurrimos a los estudios científicos modernos de fuentes verificables, encontraremos que siempre la vida prevalece sobre la cultura de la muerte, de la misma manera que las encuestas oficiales confirman que la mayoría de nuestra población rechaza el aborto. Aquí la estrategia de los grupos abortistas consiste en generar información falsa (supuestos estudios científicos, encuestas falsas y estadísticas improvisadas) que respaldan sus intereses, por lo que una vez mas, el mejor recurso para dar luz sobre estas inconsistencias es demostrar la verdad científica y objetivamente.
Mas Vida asume el compromiso de Comunicación Social de manera horizontal, con el compromiso de informar a toda la población en su conjunto, ya que después de todo, no hay un solo ciudadano que no merezca conocer la verdad sobre el derecho humano a la vida, sobre todo cuando su propio hijo se encuentra en peligro. Por ello los objetivos de comunicación social abarca, como es sabido, todos los medios disponibles: redes sociales, Internet, carteles en la vía pública y rutas, afiches y publicidad en los medios de transporte, despliegue de banners y reparto de volantes con información clave, spots audiovisuales, presencia en diarios, radio y televisión, producción de documentales y cine, etc. Para poder afirmar que todos tenemos derecho a vivir, debemos comprometernos con el derecho de todos a ser informados sobre la verdad, por eso no podemos descartar ninguna forma de comunicación. Esta es nuestra principal tarea, para ello investigamos y nos formamos: para comunicarlo.

Objetivos de Transparencia y Difusión Política

La comunidad Mas Vida asume su rol estratégico de comunicador social desde un enfoque participativo y respetuoso de las instituciones. En referencia a la estructura política creemos en la democracia representativa como mejor forma de organización republicana, y trabajamos en función de ello. Por la misma razón entendemos que la transparencia política es un elemento vital y necesario para alcanzar los mejores objetivos para nuestra nación. En este sentido somos firmes pregoneros de que solo la verdad podrá hacernos libres, tal como se demuestra en las naciones prósperas. No hay registro alguno de país cuya estructura política se encuentre cubierta por una red de corrupción y falta de transparencia que alcance objetivos mínimos de calidad de vida para sus ciudadanos y habitantes, por la obvia realidad que sus instituciones no persiguen otro objetivo que el impartido por sus funcionarios, los que obedecen a los intereses ocultos de sus dirigentes políticos. La democracia es el mejor medio para discutir las políticas que podrán hacer de nuestro futuro, un porvenir promisorio de prosperidad y desarrollo social inclusivo, pero para poder alcanzar dichos objetivos, estas discusiones deben encuadrarse necesariamente en la real voluntad popular de manera transparente y participativa.
Basados en la experiencia de otros países, encontramos en el pasado casos en los cuales sus representantes impulsaron proyectos de ley para “legalizar” algunos tipos de crímenes en ciertos casos. Un ejemplo, aunque no el único, es el aborto. Aquí se podría justificar en que si, por ejemplo, la población de determinado país estuviera de acuerdo con legalizar la muerte de ancianos, de inválidos, de personas con síndrome de Down, de personas judías, o incluso de talar bosques, o exterminar determinada especie animal, sería discutible el impulso que pudiera dar su parlamento a través de sus representantes, ya que justamente el trabajo de los legisladores en un sistema representativo es representar a sus ciudadanos y cumplir con su voluntad ejercida a través del mandato político. No obstante, y mas lamentable aún, es el registro que en la mayoría de los casos registrados en la historia (por no decir en la totalidad), cuando estos proyectos se impulsaron fue contra la voluntad del pueblo. Es decir que si uno realizaba una encuesta en la población de dicho país previo a la creación del proyecto, la mayoría de los ciudadanos estaba en contra del mismo, de la misma forma que la mayoría de los alemanes previo a la asunción de Adolf Hitler no admitía el exterminio de judíos. Estamos mal acostumbrados, lamentablemente, a no asumir nuestro rol ciudadano en la elección de nuestros representantes, sintiéndolo muchas veces como una carga cívica resumida a concurrir un día cada dos años a votar (como una obligación), y luego desentendernos de las políticas y medidas impulsadas por aquellos representantes que elegimos, con la consiguiente resignación posterior al ver que impulsan proyectos con los que no estamos de acuerdo. No somos una excepción en el universo político internacional. Cuando se trata de proyectos controvertidos de baja aceptación, generalmente se genera el impulso legislativo y luego se intenta convencer a la población que es lo mejor (el exterminio de judíos en la Alemania nazi es el mejor ejemplo), para luego alcanzar ciertas “mayorías” en la opinión pública (generalmente algunas minorías mas persistentes ante una mayoría silenciosa y retraída que comienza a sentir con profunda lamentación que ya no puede expresarse, o que ahora es parte de una minoría). El aborto es el caso mas claro en nuestra población actual, pero no es el único. La mayoría de nuestra población se encuentra a favor de la vida (todas las encuestas reconocidas lo confirman), pero algunos representantes, sobre todo del interior del país, que deben representar a su pueblo (muchas veces 90 % a favor de la vida) apoyan proyectos de legalización de aborto. ¿Sus electores lo hubieran elegido igual a sabiendas que luego impulsaría un proyecto contrario a su voluntad para legalizar la muerte de sus habitantes? Sobre esta temática y todas las relacionadas a la voluntad popular es que propiciamos un ámbito de transparencia política en donde los representantes sean elegidos por sus reales intereses y cualidades, y representen al pueblo que lo eligió con ese único fin: ser representado para cumplir su voluntad.

Objetivo de Acompañamiento a Madres

Conscientes de que la mejor forma de combatir el flagelo del aborto, es la prevención, objetivo que se alcanza sobre todo a través de la concientización pública, Mas Vida se involucra cada vez mas en diversos ámbitos de trabajo con miras de alcanzar una nación libre de abortos. A raíz de este rol asumido en los medios y redes sociales, desde hace ya un tiempo que nos llegan diversas consultas y pedidos de participación activa en múltiples actividades y proyectos, como así también pedidos de ayuda de madres que deciden seguir adelante con su embarazo pero que, por diversas causas, necesitan ayuda y acompañamiento. De esta manera se generó el espacio de GuardaVidas consistente en ayuda y acompañamiento a madres. Muchas veces las necesidades son materiales (pañales, ropa, cunas, etc.) las que son cubiertas con bastante éxito dependiendo de las donaciones recibidas al efecto, pero otras veces las necesidades de las madres solo consisten en acompañamiento personalizado debido a la situación de vulnerabilidad que atraviesan en un momento muy particular de sus vidas: su embarazo. En ocasiones muchas madres son presionadas por un contexto desfavorable (novios, parejas, familia, trabajo) a abortar, pero aferradas a la vida de su hijo en su vientre, recurren a la comunidad para recibir el apoyo y acompañamiento necesario para seguir adelante. Gracias a esta área se apoya la vida y la salud física y mental de muchas madres que se salvan de las secuelas del aborto, y que en muchas ocasiones puede incluso costarle la vida, y además se salva la vida de su hijo o hija, lo que es motivo de gratitud infinita hacia las voluntarias que sirvieron de “guarda vida” en el momento que mas peligraba la vida de ella y de su hijo/a.